Lección 1, Tema 1
En curso

Tema 3: Desafío, oportunidades y avances del sector

VIDEO 4

El avance de la educación online ha producido grandes cambios en nuestra sociedad. En las lecciones anteriores hemos analizado los aspectos más blandos de esta transición. En esta lección presentaremos algunas estadísticas y números para darle un marco sólido a este fenómeno.

Como hemos visto, la expansión del sector y la transición a un sistema educativo en línea han crecido paulatinamente desde hace más de 10 años. Con el surgimiento de la pandemia y la implementación de cuarentenas a nivel global, este proceso se aceleró considerablemente.

Según el sitio Skill Scouter, la industria ha crecido un 900% desde el año 2000. Este desarrollo no ha sido parejo a nivel mundial, sino que el 70% del mercado se encuentra hoy condensado en Estados Unidos y Europa, aunque esto no significa que esta tendencia se mantenga. La presencia de India en el mercado EdTech ha crecido enormemente y se cree que puede reemplazar a Europa en el segundo lugar en los próximos años.

Este crecimiento también se ve reflejado en la facturación. Según la plataforma Statista, en el año 2022 los mercados del E-Learning presentarán un crecimiento de 240 billones de dólares. 

Más allá del mercado y la industria, existen varios organismos que han comparado las modalidades presenciales y virtuales de aprendizaje para entender mejor sus fortalezas y debilidades. Según algunos estudios, las modalidades virtuales de aprendizaje aumentan la retención de conocimientos entre un 25 y un 60%. También requieren entre un 40 y 60% menos de tiempo de aprendizaje.

Estos descubrimientos presentan grandes oportunidades para educadores de todo el mundo de abrir nuevos mercados y conseguir más estudiantes que nunca. Aunque también existen varios desafíos en esta transición. Uno de ellos es mantener la calidad educativa al escalar los cursos. Es importante que el afán de llegar a más estudiantes nunca se interponga en el camino de brindar una buena experiencia pedagógica. Para ello, es esencial mantener la interacción con los estudiantes, crear espacios de intercambio y entender las necesidades de cada uno. 

Afortunadamente para los educadores modernos, existe una gran cantidad de herramientas que se pueden utilizar para facilitar esta personalización como aulas virtuales, chatbots y plataformas de mailing, entre otros.

Otro desafío propio de la educación online y común a toda la industria digital es el aumento del tiempo en pantalla. Si bien los cursos online brindan conocimiento y herramientas de calidad para mejorar la vida de las personas, es importante ser consciente del tiempo en pantalla que le exigimos a nuestros estudiantes. Frente a este dilema, un principio de gran ayuda es el de la calidad sobre la cantidad. Más vale una lección corta y valiosa que varias largas y diluidas.

¿Qué oportunidades o desafíos creen que les presenta esta revolución de la educación online a ustedes? Pueden compartir su respuesta en el foro.

Botón a foro